¿Cómo funcionan las duchas solares? Aquí te lo contamos

Si eres de esas personas con una piel muy sensible a los químicos de la piscina y no te gusta ducharte con agua fría luego de un chapuzón, entonces las duchas solares son ideales para ti.

Aunque parezca que será un producto costoso y complejo la realidad es otra. Tanto el mecanismo como su instalación son fáciles, económicos y disfrutables.

Es un tema muy interesante si tienes una piscina en casa o un club acuático para disfrutar en verano. Si quieres saber sobre el funcionamiento de los nuevos mecanismos de energía solar en las duchas, entonces disfruta de este contenido.

¿Cómo funcionan las duchas solares?

Bañarse con una ducha solar es básicamente lo mismo que con una convencional. La diferencia es que las duchas solares cuentan con un tanque o depósito de agua de 9, 20 o 35 litros para que el colector o panel solar pueda calentarse acumulada y así subir la temperatura.

Como el depósito-colector solar es grande, tendrás más agua caliente. Generalmente te garantizan hasta 60° C que por supuesto, puedes mezclar y controlar con la ayuda del monomando.

Lo más importante para el funcionamiento de la ducha son los materiales de fabricación, ya que estos absorben el calor generado por los rayos del sol. En el mercado se pueden encontrar modelos hechos de acero, plástico PVC, aluminio, polipropileno entre otros.

Continuamente se sigue en la búsqueda del material que absorba mejor y más rápido la temperatura del ambiente, sea resistente y estéticamente agradable. Todo recae en el material y capacidad del colector, el monomando y la grifería para determinar la mejor ducha solar.

Esto quiere decir, que hay varios equipos relevantes que en conjunto funcionan para lograr la calefacción ecológica. Es un mecanismo factible que hoy en día ha logrado mucha demanda en el mercado por clientes con piscinas en su patio, campistas y hasta clubes de piscina.

Es un producto que no solo te permite ahorrar energía eléctrica, sino también agua. Puedes calcular cuántas duchas son necesarias para gastar el agua del depósito y quizás así rendir un poco mejor el gasto.

Características de las duchas solares

Los últimos modelos incluyen un colector solar capaz de absorber el calor del ambiente. No importa si está nublado, con humedad e incluso un poco frío. Como mínimo debe estar en los 25° C.

Una característica que ayudará al comprador a detectar con más facilidad la calidad de la calefacción, es el color del colector, ya que entre más oscuro sea mayor será la absorción del calor. Lo mismo sucede con su revestimiento, si es que el colector lo posee, este debe tener la misma capacidad de transmisión y absorción del calor de los rayos solares.

Otro aspecto importante que se puede observar es el aislamiento y separación entre la tubería por donde llega el agua temperatura ambiente y el depósito o tanque donde se acumulará el agua caliente. Es lógico que ambas temperaturas deben mantenerse separadas para que pueda ser estable el calor y el agua fría.

Hasta ahora todos los modelos de duchas solares tienen un diseño vertical transportable. Todas incluyen un colector solar con forma cilíndrica, con el fin de tener mayor resistencia y presión del agua. La mayoría de duchas solares están hechas de aluminio o acero para mayor absorción de temperatura y resistencia a exteriores húmedos con rayos solares constantes.

Estos son puntos importantes que cada fabricante maneja a su manera. Cada uno de estos factores puede entorpecer u optimizar el proceso de calefacción ecológico de la ducha.

Ventajas de las duchas solares

  • La ventaja principal por la que muchos están en búsqueda de las duchas solares es por la calefacción ecológica. Así es, sin mucho esfuerzo puedes disfrutar el agua caliente en una refrescante ducha al aire libre sin gastar electricidad ni tiempo en instalaciones complejas.
  • Al ser productos que estarán expuestos al sol y la humedad diariamente están elaborados con materiales altamente resistentes a altas y muy bajas temperaturas. Soportan humedad, lluvia, tierra y fuertes rayos solares.
  • Todos los modelos que encuentres en el mercado serán fáciles de instalar. Las duchas son ligeras y la mayoría solo necesitan unos ajustes con tornillos. No será necesaria la atención de un fontanero. Basta con conectarla a la manguera del jardín y colocarla en el sol.
  • Luego de disfrutar de la piscina o playa es importante darse una rápida ducha para evitar que la piel se irrite por la sal o por los químicos que mantienen la piscina transparente y limpia.

Si te han gustado las duchas solares, visita nuestras otras categorías para que encuentres otros artículos ecológicos de interés. Igualmente, puedes compartir esta información en tus redes sociales y dejar tu opinión en la caja de comentarios.